Oct 25 / 2014 G+G+ Facebook TwitterLinkID

PRENSA CIUDADANA

El clima del planeta está cambiando por la acción de los seres humanos

Por José Acosta (*)

SAN SALVADOR - El cuarto informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) muestra claramente que el clima del planeta está cambiando por la acción de los seres humanos y que este cambio afecta a toda la humanidad, en particular a los sectores más vulnerables y empobrecidos del mundo.

En El Salvador los efectos de la variabilidad climática no se han hecho esperar. La Unidad Ecológica Salvadoreña, UNES, sostiene que la temperatura se ha incrementado en 1.2 grados en los últimos 40 años. También se acrecienta la ocurrencia y la fuerza de tormentas y huracanes. Una publicación gubernamental reciente reporta que El Salvador ha sufrido 5 fenómenos climáticos de gran magnitud en los últimos tres años, que juntos causaron 244 muertes, afectaron a más de medio millón de personas y obligaron a albergarse a más de 86,000. También los daños materiales ocasionados son considerables, solamente tres de estos fenómenos, produjeron pérdidas por 1,267.3 millones de dólares.

Afectaciones que profundizan la pobreza porque se reduce la capacidad de las familias para paliar daños y enfrentar las crisis, los hogares se ven obligados a utilizar o vender sus últimos recursos, limitando resiliencia a largo plazo y retroalimentando la pobreza. Capacidades de afrontamiento y medios de vida se debilitan en cada desastre convirtiendo la pobreza en crónica. Así lo afirma CESTA Amigos de la Tierra, en un estudio realizado en las comunidades Amando López y Octavio Ortiz, de la región del Bajo Lempa.

El mismo estudio señala que el principal problema para las comunidades del Bajo Lempa son las inundaciones, que en opinión de los pobladores se agravan por el manejo inadecuado que se hace de la represa 15 de Septiembre, ubicada a pocos kilómetros de distancia.

Por ejemplo durante la depresión tropical 12E, en octubre de 2011, las descargas de la represa alcanzaron los 9,000 metros cúbicos por segundo, lo que significó inundaciones record en todas las comunidades influenciadas por la represa, situación que sucede a pesar que la CEL, institución gubernamental que gestiona la represa, expone que las comunidades reciben información y confirman la recepción de la misma.

Sin embargo, organizaciones sociales del Bajo Lempa, en un comunicado del 11 de noviembre de 2011, demandan que la CEL de a conocer su plan de manejo de las descargas y el estudio de impacto ambiental para coordinar los ciclos productivos y de gestión de riesgos, priorizando la vida y protección de los habitantes de las comunidades.

Además de las inundaciones, otros problemas reportados por la población son las altas temperaturas, sequías, y extinción de especies, incremento de plagas, salinización de suelos y fuentes de agua debido al incremento del nivel del mar. Por lo que la Asociación de Comunidades Unidas para el Desarrollo Económico y Social del Bajo Lempa, ACUDESBAL  afirma que las comunidades del Bajo Lempa están siendo fuertemente afectadas por el cambio climático, aumentando la inseguridad alimentaria  y la pobreza.

Estos problemas tienden a incrementarse, ya que para El Salvador las proyecciones indican un aumento de la temperatura que varía desde 0.8 grados hasta 1.1 grados en el año 2020. En la región,  donde se ubica el Bajo Lempa,  algunos de los impactos proyectados al año 2020  son: problemas en la salud humana, escasez de agua potable y de especies animales y plantas, contaminación de pozos y salinización de cuerpos de agua, degradación de los suelos agrícolas y reducción de su rendimiento, pérdidas de animales domésticos y de ganado, sedimentación y colapso de los sistemas de drenaje locales, colapso de las obras de protección contra inundaciones existentes y deterioro y colapso, entre otros, de caminos, veredas y puentes.

No obstante, frente a estos cambios las comunidades  ya están actuando. Estamos convencidos de que frente al cambio climático la única opción viable es la lucha por la sobrevivencia. Dice Concepción Martínez, líder histórico de la comunidad Octavio Ortiz. En una resolución adoptada por varias comunidades se expone: nos reunimos bajo el calor implacable de la comunidad La Canoa para analizar los impactos del cambio climático que vivimos en forma de inundaciones o sequías, pero también en forma de la voracidad de empresas trasnacionales y gobiernos que no respetan los ciclos de la vida.

En esa ocasión además se expresó:

Nos comprometemos a vigilar y exigir al gobierno salvadoreño políticas para enfrentar el cambio climático, y demandamos escuchar e incluir las opiniones y propuestas de las comunidades en la construcción de estas políticas… para sobrevivir y mantener la esperanza de que otro Bajo Lempa es posible.

ContraPunto / Calle Palermo, Nro. 20. Col. Las Mercedes, El Salvador, Centroamerica Tel/Fax: (503)22230927 - 22230916

Fundado el 1 de Marzo de 2007 | Derechos Reservados, Copyright 2007-2014

Mejor desempeño con IE10+ / Firefox 20.0+

Cooperan con ContraPunto