ContraPunto

Derogatoria de Amnistía confronta a partidos mayoritarios

Oposición cataloga Ley de Amnistía: “la columna vertebral de los Acuerdos de Paz”

Por Gerardo Arbaiza

SAN SALVADOR – En un nuevo aniversario de los Acuerdos de Paz, 21 para ser más precisos, las principales políticas, ARENA y FMLN, vuelven a sacar sus argumentos antagónicos evocativos del conflicto armado, ante la propuesta del candidato presidencial efemelenista, Salvador Sánchez Cerén, de derogar la Ley de Amnistía de 1993.

El también vicepresidente de la nación, reconoció en un acto público el pasado martes, que la propuesta venía en reconocimiento a que en el actual gobierno se han dado los primeros pasos en la reparación a las víctimas del conflicto, pero que se debe transitar en la próxima carretera a lo que catalogó como la justicia para los ofendidos.

En un acto conmemorativo a la Firma de la Paz realizada este miércoles, algunos personeros del FMLN retomaron y justificaron la propuesta de su candidato presidencial.

El secretario general del FMLN -el oficialismo-, Medardo González, enfatizó que “el FMLN no tiene planteado” actualmente la derogación de dicha ley, pero que "Salvador propuso que los partidos políticos trabajemos en un plan y eso estamos ofreciendo ahora”, agregando además que “cada cosa en su momento”.

De la misma forma, el firmante de la paz por parte de la guerrilla, Francisco Jovel, señaló de que, si la Corte Suprema de Justicia (CSJ), no toma una actitud valiente en torno a los crímenes de guerra, los tribunales internacionales lo seguirán haciendo.

Jovel, conocido en el conflicto como Roberto Roca, antiguo líder principal del Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC), también mencionó que la propuesta no busca abrir heridas como lo alegan los sectores conservadores, sino que tratará de “limpiarlas para poder cerrarlas y que cicatricen correctamente”.

La ley en cuestión, aprobada en marzo de 1993, concedió amnistía amplia, absoluta e incondicional a todas las personas que en cualquier forma hayan participado en la comisión de delitos políticos y comunes, antes del primero de enero de 1992, y después de 1980.

Por tal motivo, casos como las masacres de El Mozote y de los Jesuitas de la Universidad Centroamericana José Simeón cañas (UCA), no tuvieron procesos judiciales debidos en El Salvador, por lo que ahora se debaten en instancias internacionales; así tembién el caso del magnicidio contra el Arzobispo Oscar Romero.

La diputada de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Milena Calderón de Escalón, calificó la Ley de Amnistía como “la columna vertebral de los Acuerdos de Paz” y resaltó que fue la misma Organización de Naciones Unidas (ONU) la que se interesó en que existiera tan controvertida Ley.

La legisladora recalcó que de no existir la Ley, el mismo Sánchez Cerén no podría ser candidato presidencial, porque tendría que explicar varios crímenes que se le adjudican cuando comandaba las Fuerzas Populares de Liberación (FPL).

Calderón de Escalón además se dijo sorprendida de que Sánchez Cerén no reconociera “que ARENA fue el partido que trajo la paz” y de que “no pidiera perdón” por sus actos y los del FMLN durante la guerra.

Al cierre de esta nota y mediante un mensaje publicado en sus cuentas de Twitter, Sánchez Cerén solicitó perdón “por los daños ocasionados en el conflicto armado”, a la vez que reconoció al fallecido ex presidente José Napoleón Duarte, por iniciar el diálogo que condujo a los Acuerdos de Paz.

Compartir