ContraPunto

Asamblea aprueba voto en el exterior

Funes llama a la medida "un acto de justicia y reconocimiento a nuestros compatriotas"

Redacción ContraPunto

SAN SALVADOR - Después de más de ocho años de presentado el primer proyecto, la Asamblea Legislativa aprobó, con 82 votos, la Ley Especial para el Ejercicio del Voto desde el Exterior en las Elecciones Presidenciales, con el cual el Estado queda obligado a establecer mecanismos para que la diáspora salvadoreña pueda participar en los comicios del 2014.

El cuerpo normativo cuenta con 28 artículos, los cuales determinan plazos para que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el Ministerio de Relaciones Exteriores hagan efectivos los mecanismos del denominado voto postal.

Este método de voto es enviado a la dirección de residencia del ciudadano salvadoreño, quien previamente actualiza u obtiene su Documento de Identidad (DUI). Una vez emite el sufragio reenvía la caja.

Según cálculos del TSE, el voto en el exterior costará aproximadamente 21 millones de dólares, incluido los gastos de organismo electoral, gastos de la emisión del DUI y de la misma Cancillería.

Recientemente el proyecto fue discutido en la comisión de reformas electorales de la Asamblea, donde se puso en la balanza los costos y los beneficios que esto puede traer, tanto a la democracia salvadoreña como al Estado, en cuanto al gasto.

En un primer momento, bancadas como GANA y ARENA cuestionaron si el costo podría ser disminuido; el resto de fracciones no repararon en el pago que deberá hacer El Salvador para garantizar los derechos políticos a los salvadoreños que salieron del país.

Según los mismos datos del Tribunal Electoral, se espera que más de 200 mil connacionales emitan el sufragio en las presidenciales del 2014, en la cual compiten Norman Quijano, Salvador Sánchez Cerén y posiblemente el ex presidente Elías Antonio Saca.

La normativa aprobada establece que, entre las medidas de seguridad, el diseño postal deberá contener un código de barras y las firmas de los electores, con el propósito de evitar posibles fraudes electorales y “hacerlo con transparencia”.

En una de las reuniones para delimitar el proyecto, el diputado de Concertación Nacional, Mario Ponce calculó que, por cabeza, el voto en el exterior puede costar al Estado un aproximado de 131 dólares.

En otras oportunidades, miembros de la bancada del FMLN cuestionaron ante el rumbo que estaba tomando la discusión “¿Qué significa pagar 21 millones en comparación con los millones de dólares en remesas que mandan los compatriotas?”.

Tan pronto se conoció la noticia, el gobierno expresó su congratulación y catalogó la aprobación de la Ley como "un acto de justicia, de reconocimiento a nuestros compatriotas en el exterior, a su aporte al país, a la sociedad y a sus familias”.

En el comunicado, el presidente Mauricio recalcó que el Ejecutivo debe facilitar una partida presupuestaria para la medida, debido a que "es una oferta de este gobierno, es un compromiso de este gobierno con nuestro compatriotas que viven en el exterior.”

Compartir