publicidad ContraPunto
FacebookTwitterG+LinkID Suscribase Suscribase


Sábado, 27 de Mayo del 2017

Especiales Semanales

| Jueves, 26 Marzo 2015
“La marcha solo es una muestra de lo que podemos hacer”

Foto: Jessica Orellana

El presidente salvadoreño anunció la presentación de una Ley de Reinserción de Pandillas    

Desde tempranas horas niños, jóvenes, adulto y personas de mayores de edad se concentraron en los cuatro puntos cercanos a la plaza Salvador del Mundo que se habían destinado para la salida de la marcha por la paz, vida y justicia, acción que fue propuesta y ejecutada por el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC).

En el punto de salida de la Ceiba de Guadalupe hacía el centro de la concentración la población comenzó a llegar con sus amigos, compañeros de trabajo y familiares, vecinos, la mayoría provenientes de diversos municipios de San Salvador y La Libertad con el objetivo de ser partícipes de la marcha.

Como símbolo de paz los marchantes lucían el color blanco. La mayoría de personas se presentaron vestidas con camiseta blanca y accesorios como sombreros, vinchas, pulseras con el símbolo que se utilizó en toda la campaña para promover el 26 de marzo como fecha cero para realizar la marcha.

Los cuatro grupos se unieron en El Salvador del Mundo donde tuvo lugar el acto oficial. Parte de las actividades ahí desarrolladas fueron las danzas, teatro, baile, oraciones, palabras y frases alusivas al evento multitudinario.

La participación de muchos jóvenes destacó en el trayecto, jóvenes que expresaron su apoyo para clamar por el cese de violencia que afecta al país actualmente.  Ellos manifestaron sentirse identificados con la lucha y en contra de todas las violaciones a los derechos humanos que afectan al país.

“Para mí es importante participar porque puedo ser parte de la lucha y de ser parte también de no cometer los mismos errores o involucrarme en actos que no son agradables”, dijo Mario Guevara, estudiante quien participó en el recorrido que llegó desde Catedral.

Jaime Godoy, miembro de la asociación de Jóvenes Contra la Violencia, aseguró que se unió a la marcha con la finalidad de que el país tenga paz. “Trabajamos en contra de la violencia y queremos que nuestro país tenga paz en todos los sentidos, y sabemos que estar unidos todos los sectores es una muestra de que los buenos somos más”, expresó.

Mientras unos caminaban pacíficamente, otros bailaban al ritmo de las bandas de paz que se hicieron presentes; otros se dedicaban simplemente a ser expectantes desde sus casas; otras personas oraban hincadas mientras se realizaba el acto. Algunos jóvenes solo se dedicaban a bailar, tomarse fotos e incluso a conversar entre amigos.

Un grupo de jóvenes llegó con carteles hechos a mano con frases y fotos alusivas a que la impunidad sigue firme, que la injusticia continuará mientras existan privilegios para exgobernantes y funcionarios o exfuncionarios públicos.

 Sin pensarlo los partícipes mostraron interés porque la violencia disminuya. Detallaron que en algún momento han sido víctimas de violencia. Funcionarios también dieron su punto de vista respecto a la violencia que se vive a diario.

“Yo vivo a diario, viajo en bus y me han asaltado, he perdido familiares, primos y amigos (por la violencia) es por eso que siempre lucho;  porque sé que esto pueda cambiar. La marcha solo es una muestra de lo que podemos hacer, si todos nos unimos podemos hacer cosas grandes, pero si estamos divididos es imposible”, aseguró Godoy.

Marco Rodríguez, secretario de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción, expuso que el problema de la violencia es de todos. “En consecuencia somos parte todos del problema y parte de la solución. Este es un problema de nación, de sociedad y el gobierno va a hacer todo lo posible para involucrar a toda la ciudadanía”, dijo.

Agregó que “es una pena que haya gente que pierda su vida en este contexto- refiriéndose a los últimos hechos de violencia-  en la medida que vamos ganando esta batalla, los que la están perdiendo van a hacer lo posible para hacerse sentir; hay que esperar a ver qué tipo de expresiones habrá por parte de estos grupos minoritarios”, enfatizó.

“No hay duda que los que queremos paz somos más”, dijo el secretario general del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Medardo González, quien participó también en la marcha. Agregó que la marcha es importante para la toma de conciencia de la ciudadanía para enfrentar de manera efectiva a la delincuencia. “Después de la marcha se le dará seguimiento al tema de la prevención de la violencia”, destacó.

 En ese sentido, el mandatario Salvador Sánchez Cerén, en el acto oficial de la marcha, anunció que pronto se presentará una la Ley de Reinserción de Pandillas y Prevención para Personas en Riesgo. “Presentaremos la Ley de Reinserción de Pandillas y Prevención para Personas en Riesgo, que esperamos sea aprobada muy pronto y por consenso en la Asamblea Legislativa”, afirmó.

Foto: Jessica Orellana

Sin duda las personas expresaron que la participación fue voluntaria. Asistieron por su voluntad, manifestaron ser parte de los que quieren el bien y la paz para todas las familias salvadoreñas que sufren a diario actos de violencia. Algunas de las frases destacadas como ¡Viva la vida! ¡Viva la paz! ¡Queremos justicia! fueron de las frases que sobresalieron en la marcha.

“Venimos y apoyamos por nuestra voluntad porque nos gusta que haya paz para todas las mujeres, es lo que deseamos. Uno que tiene sus hijos y la necesidad de trabajar todo eso nos impulsa a que se haga la paz. No tengamos temor, gracias a Dios yo nunca he sido víctima de la violencia”, explicó, Norma Villalta, empleada del Ministerio de Obras Públicas.

“Todo mundo es voluntario. Todo El Salvador quiere paz y un fundamento principal es crecer en el amor de Dios”, Claudia Castaneda, empleada del sector público.

“Este es un acto voluntario es una actitud de conciencia, de honor, de dignidad, nosotros estamos a favor de la paz, la justicia y de la vida. Nadie puede hacerse indiferente por que la vida es un derecho universal, la justicia tiene que aplicarse y debe obedecerse la ley”, aseguró un empleado del Ministerio de Agricultura y Ganadería.  Agregó que lo que se quiere es una sociedad más justa,  y que para eso se necesita una unión de parte de todos.

Los agentes de seguridad manifestaron que no hubo mayores desordenes o incidentes, excepto por un grupo de jóvenes que querían “pasarse de listos”, pero que un dispositivo actuó de inmediato.  Además, en la marcha hubo un grupo de estudiantes de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP) que marcharon al final de la larga fila que se hizo desde la Ceiba de Guadalupe.

También los puestos de salud estuvieron presentes en diversos puntos donde pasaría la marcha. Aunque no reportaron mayores incidentes o causa de enfermedades.

Las ventas no fueron la excepción, los vendedores ambulantes aprovecharon de vender sombreros, toallas pequeñas, dulces, agua, pitos, gafas y hasta comida durante y después de la marcha.

Entre otras de las acciones que se podrían hacer y que detallaron representantes de organizaciones en cuanto a prevenir la violencia están el accionar desde las municipalidades con programas de prevención y el apoyar las iniciativas que contribuyan a esta.

“Una es el accionar las políticas municipales de prevención de violencia, no hay mejor forma que la prevención, la represión causa más violencia. se debe llegar hasta las comunidades, las zonas marginales, las personas sufren de violencia, sin embargo, las políticas se enfocan en el ámbito más urbano”, expuso Godoy.

Por su parte, el representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Roberto Valent, explicó que otra de las acciones que las personas pueden hacer para garantizar la paz, la vida y la justicia es sumándose y apoyando las iniciativas que de alguno u otra forma tendrá impactos positivos en el combate a la violencia. “Estar juntos, sostener una posición personal y colectiva de coexistencia los unos a los otros, de respeto mutuo y reciproco y de apoyar toda las acciones que se realicen. Hay que sumarse a todas las operaciones e iniciativas constructivas, esto es muy claro”, propuso Valent.

Al final del evento al son de canciones que invocaban esperanza y reflexión, dejaron volar,  sobre las más de 300 mil personas que se encontraban en el centro y en los alrededores de la plaza El Salvador del Mundo,  globos de color blanco, como símbolo de la paz que parece haberse perdido en El Salvador, donde la cifras oficiales señalan más de 14 muertes violentas al día. 

Foto: Jessica Orellana

 

» Escribir y Ver Comentarios

en ContraPunto

Grupo Dalton | Avenida Palermo, Colonia Las Mercedes, No.20.
San Salvador, El Salvador, Centro América.
Teléfono Administración (503) 2223-8161.
Teléfono Redacción: (503) 2223-0927.

Fundado el 1 de Marzo de 2007 | Derechos Reservados, Copyright 2007-2014

Mejor desempeño con IE10+ / Firefox 20.0+

Cooperan con ContraPunto