publicidad ContraPunto
FacebookTwitterG+LinkID Suscribase Suscribase


Viernes, 06 de Diciembre del 2019

Especiales Semanales

ARENA: tumba o prosperidad será el símbolo

Laura Bernal/Dora Reyes | Viernes, 11 Septiembre 2015
ARENA: tumba o prosperidad será el símbolo

Foto: Juan José Dalton

Polémica y paradójica es la propuesta de D´Aubuisson hijo de cambiar una frase emblemática de la marcha arenera compuesta por su propio padre

Era la marcha que al exmayor Roberto D`Aubuisson le habría surgido como el matiz perfecto para representar la lucha anticomunista de su partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y que 30 años después, su hijo mayor, que hasta su propio nombre lleva, ha propuesto cambiar con el afán  de “encarrilar el rumbo”, aunque más que encarrilar, se trata de actualizar un símbolo del instituto político.

La referida composición fue  iniciativa de los también fundadores del principal partido de oposición, Ricardo Valdivieso y Patricia Ariz de Valdivieso, quienes estando en Guatemala con D`Aubuisson organizaban la creación del instituto derechista identificado con el conservadurismo político y el liberalismo económico.

La frase símbolo de la derecha salvadoreña que hasta ahora reza que “El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán”, significó para finales de la década de los setenta, iniciada la guerra civil salvadoreña, una clara insignia de combate contra cualquier posibilidad de instaurar el comunismo en el país o doctrina que pregonara otra cosa que no fuera el capitalismo nacionalista.

Pero la propuesta del ahora alcalde de Santa Tecla, Roberto D`Aubuisson (hijo), no ha caído en gracia para todos los sectores de su partido, aún y cuando “la tumba” pretende sustituirse por “la tierra donde mi pueblo prosperará”.

Altos líderes de la cúpula partidaria han rechazado la posibilidad de aceptar la propuesta del joven alcalde, porque a su juicio “atentaría contra la identidad del partido tricolor” y hasta una de las figuras históricas de ARENA, Gloria Salguero Gross, señaló como una “irresponsabilidad” pensar en dicho cambio.

“Los fundadores vamos a luchar hasta el último día para que nuestra marcha se mantenga tal cual y al mismo tiempo nuestros colores. Y más: de aquí en adelante impulsar más los colores y la marcha”, sentenció la dirigente arenera.

Sin embargo, la propuesta ha marcado una delgada línea divisoria al interior del partido nacionalista. Mientras dirigentes de alto renombre resisten pensar en la idea, D`Aubuisson asegura que hay correligionarios que han expresado su apoyo a la propuesta, aunque no reveló los nombres de quienes lo respaldan.

A finales de la década de los setenta, los discursos se polarizaron y tanto el FMLN como ARENA empezaron a hacer de sus símbolos e insignias las herramientas de oposición a las ideologías contrarias.

“En el caso de ARENA, ese himno bastante radical fue muy acorde con el grupo conservador que vio desde 1932 la posibilidad de creerse los salvadores de la amenaza comunista”, cuenta al respecto el historiador salvadoreño, Jorge Juárez.

Según los documentos internos del partido ARENA, fue el mismo mayor D`Aubuisson que creó aquellas estrofas que también hacen alusión a ese discurso político de fondo en la confrontación política electoral que destaca la “¡Patria sí, comunismo no!” Esa misma línea que ahora su hijo también pretende eliminar.

Pero Juárez no sólo se remite a la diversidad de ideas que ha provocado el tema al interior del partido, sino a la importancia que podría significar para la identidad de la derecha política salvadoreña, cuando dichas frases evidentemente “anticomunistas”, podrían aludir a épocas históricas como “la guerra fría”, desde donde  toma y configura sus símbolos y estrategias tácticas.

Cabe recordar que en la época de antes y durante la guerra, las organizaciones de la izquierda salvadoreña promulgaban por el socialismo; concebían al campo socialista, liderado por la Unión Soviética, como sus aliados estratégicos. “Lucha armada hoy, Socialismo mañana”, decía la consigna de la Resistencia Nacional (RN); otras organizaciones proclamaban el odio y anunciaban la muerte del Imperialismo Yanqui y de la burguesía títere nacional.

ARENAhimnodos

“Cuando se abre la guerra civil en El Salvador es que  las fuerzas empiezan a cambiar y creo que ARENA tuvo ahí un viraje muy importante y es que aparece la figura de D’Aubuisson como núcleo de la derecha súper-conservadora que es la que crea toda una simbología”, agrega Juárez.

Si se trata de hacer hincapié en la identidad del partido tricolor, Juárez comenta que cambiar el himno sería como tratar de transformar su bandera, cuyos colores “tampoco son antojadizos”.

“En la bandera de ARENA los colores no son antojadizos, tiene una gama de significados en la composición interna de ARENA, los colores reflejan el tono liberal en el sentido de que los ven como una herencia de Francia. A nivel mundial son los símbolos de liberalismo”, apunta.

David Panamá fue uno de los cofundadores del partido ARENA, pero ahora al observar desde un banquillo externo a la cúpula, comenta que se trata de “una marcha que en su momento tuvo validez y que a partir de la caída del Muro de Berlín dejó de tenerla”.

“Sigue habiendo un temor  a un comunismo racista que se nos vendió a partir de los años 50 y que hasta ahora no es real. Las partes políticas deberían dejar de polarizarse y trabajar por El Salvador.  Me parece más un movimiento personal, como tratando de decir: yo abandero esto y  quiero quitarme culpas de cosas que a mi padre le imputan y que no sé defender”, señala Panamá.

Para el ex dirigente, no se trata de un tema que encarrile el rumbo del partido de derecha, sino una “lucha por quitarse estigmas”. “No creo que el FMLN sienta algún alivio porque sea así, a menos que en verdad se refleje en la unidad entre ambos partidos”, agregó.

“Soy cofundador de ARENA y soy de la idea que deberíamos estar apoyando al gobierno  de Sánchez Cerén para combatir a la delincuencia en vez de estarles serruchando el piso, pero hay intereses fuertes que no permiten que ese tipo de pensamientos prosperen”, acota.

Walter Araujo es exdiputado del partido ARENA y coincide con Panamá al considerar que la propuesta es más parte de “una incapacidad política bastante notoria” en el hijo del mayor D`Aubuisson que no le han permitido ver que “la identidad partidaria es una virtud, no un dogma”.

“La marcha y los símbolos de una institución son permanentes y crean una mística perfecta que se llama identidad.  La marcha es de los areneros y para los areneros, era la marcha de mi Mayor, la que fue hecha con el sudor y sangre de cientos de personas que se decidieron por luchar desde la arena democrática”, reflexionó.

Araujo agrega que los simbolismos de ARENA, como los de cualquier partido político,  “son la esencia de una historia, de una lucha, de una razón. Cuando esa identidad se comienza a desdibujar, se va perdiendo el sentido y la lógica de los horizontes que se trazan en una institución partidaria”.

En cambio, dice el exarenero, los ojos deberían fijarse sobre reformas verdaderamente profundas como la independencia financiera del partido, “que  el partido no viva ni financie sus campañas con fondos de oligarcas, que cada correligionario de su aporte voluntariamente, que cuando alguien sea electo su aporte sea obligatorio; a crear un sistema de elección de sus candidatos y dirigencia absolutamente democrática, con voto amplio y secreto”, sostiene.

Si la tierra de la prosperidad logrará ocultar la tumba donde los rojos terminarán es una decisión que todavía no encuentra rumbo en la cúpula arenera y probablemente será hasta el próximo cuatro de octubre, en su Congreso general, que dirigentes revelen o no si la propuesta merece un espacio en su agenda partidaria.

» Escribir y Ver Comentarios

en ContraPunto

Grupo Dalton | Avenida Palermo, Colonia Las Mercedes, No.20.
San Salvador, El Salvador, Centro América.
Teléfono Administración (503) 2223-8161.
Teléfono Redacción: (503) 2223-0927.

Fundado el 1 de Marzo de 2007 | Derechos Reservados, Copyright 2007-2014

Mejor desempeño con IE10+ / Firefox 20.0+

Cooperan con ContraPunto