Jueves, 22 de Abril del 2021

ECONOMÍA

COYUNTURA ECONÓMICA

Las quince primaveras de la dolarización

| Lunes, 11 Enero 2016
Las quince primaveras de la dolarización

El Salvador continúa luchando contra problemas estructurales que han propiciado bajo crecimiento por décadas, apostándole esta vez a la diversificación productiva

Han pasado 15 años desde que El Salvador abandonó la moneda nacional para adoptar el dólar estadounidense. Aunque el proceso se planteó como “bimonetarismo”, transcurridos algunos meses del año 2001, el colón era un recuerdo nostálgico prevaleciendo en el bolsillo de los salvadoreños únicamente el dólar.

En medio de un año difícil, marcado por fenómenos naturales, catástrofes y vidas perdidas, la economía dio un giro de 360 grados.

A 15 años de aquel suceso, analistas evalúan el resultado del proceso. De acuerdo con Francisco Lazo, economista y ex viceministro de Comercio e Industria el proceso de dolarización no trajo los beneficios y elementos de la política económica se desmejoraron notablemente.

“Se nos ha dicho que la política de cambio es positiva y hemos visto que no ha sido así, se nos hace complicado competir con una política monetaria como la que tenemos”, remarcó Lazo durante una entrevista televisiva.

El analista recuerda que al inicio del proceso se plantearon entre algunos de los objetivos, fomentar el desarrollo económico, promover el comercio internacional, la reducción del riesgo del país e incrementar la inversión. De acuerdo con Lazo la dolarización no fue la “panacea” para muchos problemas, no obstante la desdolarización tampoco resolvería los problemas estructurales que enfrenta el país.

Por su parte el investigador de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), Pe

 El padre de la dolarización
 

El billete verde inició su circulación en  El Salvador tras la aplicación de la Ley de Integración Monetaria anunciada por el entonces presidente de la República Francisco Flores el 23 de noviembre de 2000. Aunque el FMLN, entonces  opositor del gobierno– no votó a favor, el decreto legislativo 201 tuvo luz verde por mayoría simple (49 votos) el 30 de noviembre de 2000. La Ley entraba en vigor en poco más de un mes.

Actualmente el expresidente Francisco Flores es acusado de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia a particulares, también era acusado del delito de lavado de dinero, pero la Cámara Primero de lo Civil resolvió que no sea juzgado por ello. El proceso judicial en su contra aún no culmina. 

dro Argumedo, indica que uno de los principales beneficios de la dolarización es que logró mantener la inflación baja, se redujeron los intereses en créditos y permite visualizar con mayor claridad los problemas de la economía.

Argumedo, definió la dolarización como un mecanismo monetario que se tradujo en un gran desafío. Según el especialista, para que funcionara la nueva dinámica había algunos retos inmediatos, entre ellos establecer una disciplina fiscal estable “en lo que se ingresa y gasta”, por otra parte la “solidez y previsión del sistema financiero” que a su juicio, ha caminado bastante bien considerando que hay nuevas entidades bancarias incursionando en el país.

Tras el proceso, el salvadoreño resintió el encarecimiento de los productos sin percibir un cambio en sus ingresos. “El problema es que uno ganaba en colones y gastaba en dólares”, replican empleados del sector público y privado.

“En todo transcurso de dolarización existe un redondeo y un alza de precios hacia la nueva moneda, El Salvador no fue la excepción, todo eso generó una inflación que impactó a toda la población.

En un inicio se dijo que este proceso iba impactar solo una vez, sin embargo, lo que se observa en la práctica es que los precios han venido incrementándose cada vez más. La característica principal de los países que dolarizan es que estas economías quedan expuestas a los choques externos e internos”, manifestó el economista José Luis Hernández.

Desdolarización y los retos de hoy

La economía de El Salvador ha sido históricamente calificada como “de bajo crecimiento”, ya que desde 1950 a la fecha el promedio de crecimiento ha sido de 2.8% o 2.5% lo que significa que no ha sido una economía muy dinámica salvo a inicio de los años 60 por proceso de integración económica explica Francisco Lazo.

De acuerdo con el economista no es tanto el instrumento monetario lo que va definir crecimiento del país, sino más bien una política económica integral.

“Para que El Salvador sea más eficiente, debe resolver el problema de la polarización entre sector productivo y políticas públicas o gobiernos tal y como lo han logrado otros países como Nicaragua (...) si no lo logramos difícilmente podemos platear un crecimiento económico, con dolarización o desdolarización”, acotó.

Aunque es posible desdolarizar, Lazo sostiene que los efectos serían una “caja de pandora”, según sus cálculos para superar la crisis subsiguiente al proceso de desdolarización se requerirían de cuatro a cinco años.

Pedro Argumedo de FUSADES, asegura que con la dolarización hay confianza y lo más adecuado sería, concentrar la atención y los esfuerzos en resolver los problemas del país, entre los que destacó la baja productividad, el déficit fiscal y los problemas de seguridad y violencia a los que se enfrentan los salvadoreños día a día. “La inflación hoy no es problema, estos tres elementos si son retos”, añadió Argumedo.

Desde su perspectiva, un cambio de moneda no resolverá los problemas por el contrario si podría solventarlos integrando las políticas públicas generando más capacidad productiva “Hay que tener una política integral para responder a los problemas y que no cualquier régimen monetaria va responder”, subrayó.

El presidente el Banco Central de Reserva (BCR), Oscar Cabrera, manifestó hace unos días que debe haber un cambio “estructural” en la política productiva del país para lograr mayores niveles de crecimiento económico.

De acuerdo con el funcionario, actualmente se implementan políticas y estrategias que buscan cambiar el sentido a un modelo diversificado que permita un mayor crecimiento económico, además de propiciar un “diálogo abierto entre empresa privada, Gobierno y los sindicatos”. Este modelo impulsa productos con ventajas competitivas y con niveles de productividad altos.

» Escribir y Ver Comentarios

en ContraPunto

Joomla SEF URLs by Artio

Grupo Dalton | Avenida Palermo, Colonia Las Mercedes, No.20.
San Salvador, El Salvador, Centro América.
Teléfono Administración (503) 2223-8161.
Teléfono Redacción: (503) 2223-0927.

Fundado el 1 de Marzo de 2007 | Derechos Reservados, Copyright 2007-2014